Propiedades nutricionales de las naranjas y mandarinas

Están considerados entre las frutas frescas de mayor valor nutritivo y muy interesantes por su poder antioxidante, capaz de retrasar el envejecimiento celular y por tanto prolongadores de la vida.

Sus equilibrados contenido en agua, azúcares, ácidos, sales minerales (potasio sodio, hierro, calcio, fósforo, magnesio), fibras y vitaminas (retinol, tiamina, riboflavina, ácido pantoténico, niacina, biotina, ácido fólico, etc.) y sobre todo sus elevados contenidos en vitamina C que interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos, absorción del hierro de los alimentos y refuerza nuestro sistema inmunitario.

Las mandarinas son alimentos con pocas calorías, casi todas procedentes de azúcares muy digestibles. El contenido en grasas y proteínas es bajo, constituyéndose en un importante aliado en la dieta diaria, sobre todo en invierno.

Información elaborada en colaboración con la Real Academia de Gastronomía

Deja un comentario